Transporte De Sustancias

Transporte De Sustancias

Transporte

Es responsabilidad del expedidor garantizar la correcta clasificación, embalaje/envasado, etiquetado y documentación de todas las sustancias infecciosas destinadas a ser transportadas.

El expedidor (remitente, consignador)

Organiza el envío de antemano con el transportador, para garantizar que se aceptará el envío para su transporte adecuado y que el envío se realizará por la ruta más directa

Prepara la documentación necesaria, incluidos los permisos y los documentos de despacho y expedición

Notifica al destinatario las disposiciones relativas al transporte, una vez adoptadas, con la antelación suficiente antes de llegada prevista del envío.

El transportador

Asesora al remitente en las cuestiones relativas al cumplimiento de los documentos e instrucciones de expedición

Asesora al remitente acerca del embalaje/envasado correcto

Mantiene y archiva la documentación relativa a la expedición y el transporte.

El destinatario (consignatario)

Obtiene la autorización o autorizaciones de las autoridades nacionales necesarias para la importación del material

Proporciona al consignador el permiso o permisos de importación y la carta o cartas de autorización precisos, así como otros documentos que pudieran exigir las autoridades nacionales

Concierta la recogida del material a su llegada con la máxima puntualidad y eficiencia

Debería notificar al remitente la recepción del envío.

Los envíos no deberían despacharse hasta que:

El remitente, el transportador y el destinatario hayan acordado la organización previa del envío

Las autoridades nacionales hayan confirmado al consignador que la exportación del material es legal

El destinatario haya confirmado con sus autoridades nacionales que puede importarse legalmente el material.

El destinatario haya confirmado que la entrega del paquete a su destino no sufrirá retrasos

Transporte sustancias infecciosas

Por muy diversas razones, las sustancias infecciosas deben ser transportadas dentro y fuera de los países. Es responsabilidad de los expedidores asegurarse de que las condiciones de embalaje/envasado y envío cumplen la reglamentación vigente, a fin de preservar la integridad de los materiales y facilitar la entrega a tiempo en su destino.

Las muestras de personas y animales se recogen y envían por diversas razones, como investigación de enfermedades, estudios clínicos, estudios de vigilancia, análisis antidopaje, análisis sistemáticos, etc. Todos los días hay expedidores que consignan el transporte, ya sea de forma habitual u ocasional, de sustancias infecciosas. Son ejemplos de expedidores la industria farmacéutica, los centros de atención de salud, los laboratorios de diagnóstico e investigación, los médicos, y pacientes particulares.

Con independencia del estado de infección que se presuma del paciente, las muestras de origen humano y animal deben embalarse/envasarse y transportarse de forma tal que quienes intervienen en el transporte queden protegidos del riesgo de infección, o al menos reducir este riesgo al mínimo.

La Guía de la OMS sobre la reglamentación relativa al transporte de sustancias infecciosas proporciona información para la identificación, clasificación, marcado, etiquetado, embalaje, documentación y refrigeración para el transporte de sustancias infecciosas y asegurar su envío.

Clasificación

Las sustancias infecciosas se dividen en las categorías siguientes:

Categoría A

Todas aquellas sustancias que, al exponerse a ellas, son capaces de causar una incapacidad permanente, poner en peligro la vida o constituir una enfermedad mortal para seres humanos o animales previamente sanos.

Si causan enfermedades a humanos y/o animales se asignarán al nº UN 2814“INFECTIOUS SUBSTANCES AFFECTING HUMANS (SUSTANCIAS INFECCIOSAS QUE AFECTAN A LOS SERES HUMANOS)”

Si causan enfermedades sólo a animales se asignarán al nº UN 2900 “INFECTIOUS SUBSTANCES AFFECTING ANIMALS (SUSTANCIAS INFECCIOSAS QUE AFECTAN A LOS ANIMALES únicamente)”

Categoría B

Todas aquellas sustancias infecciosas que no cumplen con los criterios para su inclusión en la categoría A. Se asignarán al nº UN 3373 “BIOLOGICAL SUBSTANCE; CATEGORY B (SUSTANCIA BIOLÓGICA, CATEGORÍA B)”

Exenciones

No están sujetas a la reglamentación sobre transporte de mercancías peligrosas, a menos que cumplan los criterios para su inclusión en otra clase, aquellas sustancias que:

No contengan sustancias infecciosas

Contengan microorganismos no patógenos,

Cuyos patógenos han sido neutralizados o inactivados

Sean muestras ambientales (incluidas muestras de alimentos y agua) que se considere que no presentan riesgos para la salud

Gotas de sangre seca sobre material absorbente o las muestras de detección de sangre en materias fecales

Sangre para transfusiones o preparación de productos sanguíneos, y los productos sanguíneos y tejidos y órganos para trasplante

Son muestras de seres humanos o animales (muestras de pacientes) que presentan un riesgo mínimo de contener agentes patógenos no están sujetas si son transportadas en un envase antifugas y en el que figurará la indicación “Exempt human specimen (Muestra humana exenta)” o “ Exemp animal specimen (Muestra animal exenta)” y cuyo embalaje/envasado debe cumplir el sistema de Triple embalaje,

es probable que causen enfermedades en seres humanos o animales

Preparación general de envíos para su transporte

Dado que los peligros que presentan las sustancias infecciosas de categoría A (UN 2814 y UN 2900) y las sustancias infecciosas de categoría B (UN 3373) son diferentes, también lo son los requisitos relativos al embalaje/envasado, etiquetado y documentación correspondientes a una y otra categoría.

Los expedidores de sustancias infecciosas habrán de asegurarse de que los embalajes/envases se preparan de modo tal que llegan a su destino en buen estado y no presentan peligro alguno para las personas o los animales durante su transporte.

Obtenido de «https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Transporte_sustancias_infecciosas&oldid=96376393»


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad