Los Sentimientos Y Su Diferencia Con Los Deseos

Los Sentimientos Y Su Diferencia Con Los Deseos

El deseo se dice del anhelo de saciar un gusto La agradabilidad que conmueve nuestros sentidos, sea por encauzamiento o motivado por vivencias pasadas o por neto reflejo corporal ya sea por objetos materiales, por saber , por personas o por afectos. Siendo el diametral sentido del desagrado parte de la definición personal del gusto, porque al catalogar nuestros gustos definimos los disgustos.

Siendo la consecuencia de uno o más sentimientos no satisfechos, postergados de forma voluntaria o involuntaria.

El deseo es la consecuencia final de la emoción inducida en origen por la variación del medio. La cadena causa-efecto que le corresponde es la siguiente: Emoción → Sentimiento → Deseo.

El deseo es una maquinación.

A cada deseo le precede un sentimiento, se puede decir que al deseo sexual le precede un sentimiento de atracción: p. ej. Siento atracción hacia ti, ¿te apetece tener sexo conmigo? Las normas sociales actuales hacen imposible que esta frase sea de uso cotidiano, sobre todo por el miedo al rechazo. No obstante, el deseo —sea del tipo que sea— y su satisfacción, forman parte de la naturaleza humana. Satisfacer los deseos de forma adecuada implica el uso de la empatía para evitar agredir, y en consecuencia, provocar respuestas violentas en personas que, adecuadamente estimuladas, accederían sin problemas.

Referencias [editar]El alma está en el corazon. Radiografía de la máquina de pensar. Eduard Punset. Depósito Legal: M-172–2007. Tercera Edición: 12/2006. ISBN:84–03–09737–9.

El deseo nos saca de nosotros mismos, nos desubica, nos dispara y proyecta, nos vuelve excesivos, hace que vivamos en la improvisación, el desorden y el capricho, máximas expresiones de la libertad llevada al paroxismo. El deseo reivindica la vida, el placer, la autorrealización, la libertad. Unos planifican su vida, mientras que otros la viven al ritmo que les marca el deseo. El deseo de vivir y de hacerlo a su manera. Por eso sus autobiografías son más descriptivas que explicativas, pues sus vidas no tanto se deben a los resultados u objetivos cumplidos, sino al sentido inherente al mismo proceso de vivir. Y este proceso, de uno u otro modo, lo establece siempre el deseo. Si bien el deseo rebosa incertidumbre acerca del itinerario, a muchas personas les garantiza la seguridad en cuanto a los pasos dados. Bien entendido que el deseo no es una voz oscura, confusa y estúpida, sino que - en una persona madura - es luminosa, clara e inteligente. Las emociones están en la base de los deseos y de la inteligencia se dice que es emocional. Visto de este modo, el deseo se convierte en el portavoz de uno mismo. El sentimiento es el resultado de una emoción, a través del cual, el consciente tiene acceso al estado anímico propio. El cauce por el cual se solventa puede ser físico y/o Espiritual. Forma parte de la dinámica cerebral de las personas, que le capacita para reaccionar a los eventos de la vida diaria.

Tabla de contenidos [ocultar] 1 Ontogenia 2 En el ambito moral 2.1 En el ambito físico 3 Sentimientos y física 4 Fuentes consultadas 5 Véase también

Ontogenia [editar]Los sentimientos son polarizaciones que hace nuestra mente de los hechos, y que dan forma a la felicidad. Su origen es el resultado del movimiento de las cargas emocionales a las cuales nuestra mente se ve sometida por la variación del medio. La mente establece el objetivo y los hechos fomentan o contrarrestan su consecución y preservación. La variación del estado preferente que hace la mente del objetivo, induce en ella el sentimiento que la motiva a actuar.

No es posible evitar que sucedan y están regidos por las leyes que gobiernan el funcionamiento energético del cerebro. Inhibir un sentimiento equivale a fomentar un anhelo, postergar un anhelo fomenta una frustración o una vehemencia. Los sentimientos necesitan de una razón o cauce para ser satisfechos y hacernos sentir equilibrados.

Dado que todos los individuos manifestamos los mismos sentimientos en diferentes situaciones, se puede decir que nunca hay dos situaciones iguales ni dos personas que manifiesten exactamente la misma intensidad del sentimiento desencadenado por un evento común a ellos. Ante esta evidencia, se puede afirmar sin temor a equivocarse que el ser humano es distinto, entre sus propios congéneres, en su forma de motivarse y que las personas responden de manera diferente a los sentimientos ajenos, algunas veces fomentando la carga y otras contrarrestándola.

En el ambito moral [editar]La moral nos marca una pauta de como reaccionar ante un sentimiento. Es lo que acabará dictandonos que hacer, si satisfacerlos o inhibirlos, basada en la imagen moral que damos al resto de personas. Cuando decidimos inhibirlos puede ser de forma temporal o radical, pero lo verdaderamente importante es encontrar la vía de solución que nos libere de la carga. Es la única manera que nos permitirá actuar responsablemente con los sentimientos, tanto en palabras como en acciones.

Esta es una manera de aprender a respetarse a sí mismo y a respetar a otros. El sentimiento obedece al campo espiritual de la persona, en caso contrario la reacción ante el estímulo sería la consecuencia: Su satisfacción inmediata. No existe otra manera de someter el sentimiento a nuestra voluntad, y aun así, las consecuencias no siempre son como esperábamos, ya que las cognificaciones pertenecen a otro campo distinto: al racional. La interrelación entre los campos espirituales y racionales marcan nuestros actos en el campo físico. Usando adecuadamente las facultades mentales, encontraremos siempre el cauce apropiado que satisfará nuestros sentimientos.

En el ambito físico [editar]Es muy difícil actuar responsablemente cuando las acciones son el resultado de la vehemencia. Por el contrario, los sentimientos enriquecen y fomentan la satisfacción del ser, dejando más claridad para poder entender nuestra felicidad, necesario para encontrar sentido a la vida. Muchas veces los mitos y las afirmaciones inconsecuentes complican los sentimientos, empujando al anhelo vehemente y en consecuencia a actuar irreflexivamente. Pero el sentimiento siempre es irracional e irreflexivo por ser simétrico a la razón. No debemos olvidar que los anhelos y aspiraciones pertenecen al campo espiritual y que la forma de alentarnos es el sentimiento. Mientras que la imagen e idea aportan la simetría necesaria fruto del uso de las facultades mentales, motivándonos a buscar en lo físico el marco ideal que encaje lo mejor posible en el acto físico.

Sentimientos y física [editar]El ser humano es capaz de sentir emociones, un sentimiento, e inclusive varios al mismo tiempo. Amor, odio, alegría, tristeza,paz ,soledad, etc… Estos empiezan a concebirse en nuestro pensamiento al ser evocados por situaciones, personas, deseos, etc.. Pero no tan solo recorren nuestro cuerpo, sino que además pueden ser emanados al exterior en mayor o menor medida, es decir; como una vibración electromagnética, un corpúsculo ondulatorio, teniendo cada uno de estos un código particular que lo diferencia del resto. Al ser emanados intensamente pueden influir en otros seres como nuestros semejantes o animales. Los perros tienen una gran percepción de nuestros sentimientos.

Autor: http://es.wikipedia.org/wiki/Sentimiento


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad