Sustantivos Y Adjetivos De La1ra Y2da Declinaciones Latinas

Sustantivos Y Adjetivos De La1ra Y2da Declinaciones Latinas

Primera declinación

Declinación de puella (“niña”)

	Singular 	Plural

Nominativo puell-a puell-ae

Vocativo puell-a puell-ae

Acusativo puell-am puell-ās

Genitivo puell-ae puell-ārum

Dativo puell-ae puell-īs

Ablativo puell-ā puell-īs

Declinación de nauta (“marinero”)

	Singular 	Plural

Nominativo naut-a naut-ae

Acusativo naut-am naut-as

Genitivo naut-ae naut-arum

Dativo naut-ae naut-is

Ablativo naut-a naut-is

Declinación de Aphrodite (“Afrodita”)nota 6

	Singular

Nominativo Aphrodit-e

Vocativo Aphrodit-e

Acusativo Aphrodit-en

Genitivo Aphrodit-es

Dativo Aphrodit-ae

Ablativo Aphrodit-e

Las palabras que se rigen por la primera declinación son aquellas que tienen el tema en -a. Gran parte de los sustantivos y adjetivos castellanos acabados en -a tienen su origen en palabras de la primera declinación latina. La gran mayoría de palabras de esta declinación son de género femenino, sacadas, a excepción de, nombres propios de hombre (Sulla) o nombres que designan oficios tradicionalmente reservados al hombre (pirata). Los adjetivos son siempre femeninos. Tanto las palabras femeninas como las masculinas se declinan del mismo modo.

La primera declinación del latín también incluye algunas palabras griegas, que derivan de la primera declinación del griego antiguo. La declinación en singular de estas palabras es irregular. En ocasiones, estas palabras griegas son declinadas como si fueran palabras originales latinas. Por ejemplo, se puede usar el nominativo athleta en lugar del original athletes.

Hace falta remarcar varias peculiaridades de esta declinación:

La terminación antigua del genitivo singular es -as. En el latín clásico, quedaban vestigios de esta terminación, sobre todo en construcciones con la palabra familia: pater familias y mater familias.

En poesía, a veces se utiliza la terminación -ai para el genitivo singular (terrae pasa a ser terrai). También es habitual el uso de la contracción -um en lugar de -arum para el genitivo plural (incolarum pasa a ser incolum).

Tanto las palabras de la primera declinación como las de la segunda utilizan la terminación -is en el dativo y ablativo plural, palabras parecidas como equus (“caballo”) y equa (“yegua”) resultan idénticas en estos casos. Para hacer la distinción, las palabras de la primera declinación que se encuentran con este problema utilizan la terminación -abus en el dativo y ablativo plural (equis pasa a ser equabus).

Segunda declinación Declinación de servus (“esclavo”)

	Singular 	Plural

Nominativo serv-us serv-i

Vocativo serv-e serv-i

Acusativo serv-um serv-os

Genitivo serv-i serv-orum

Dativo serv-o serv-is

Ablativo serv-o serv-is

Declinación de piscatum (“plato de pescado”)

	Singular 	Plural

Nominativo piscat-um piscat-a

Vocativo piscat-um piscat-a

Acusativo piscat-um piscat-a

Genitivo piscat-i piscat-orum

Dativo piscat-o piscat-is

Ablativo piscat-o piscat-is

Declinación de vesper (“tarde”)

Singular Plural

Nominativo vesper vesper-i

Vocativo vesper vesper-i

Acusativo vesper-um vesper-os

Genitivo vesper-i vesper-orum

Dativo vesper-o vesper-is Ablativo vesper-o vesper-is

Estatua de un actor interpretando el papel de esclavo (servus).

Las palabras que se rigen por la segunda declinación pueden tener el tema en -us, -er o -um. Muchos sustantivos y adjetivos castellanos de género masculino tienen su origen en palabras de esta declinación. En lenguas como el catalán, las palabras derivadas de palabras latinas de la segunda declinación han perdido casi siempre la marca (mim en lugar de mimus o cel en lugar de caelum), mientras que otras lenguas románicas, como el castellano, el portugués o el italiano, han conservado esta marca en forma de terminación -o (toro, inverno, amico).

Los sustantivos o adjetivos regidos por esta declinación son en su mayor parte masculinos o neutros, aunque también hay nombres femeninos (habitualmente, nombres de árboles).nota 7 Tanto las palabras femeninas como las masculinas se declinan del mismo modo, mientras que las neutras se declinan de manera diferente en nominativo, vocativo y acusativo.

La segunda declinación del latín también incluye algunas palabras griegas, que derivan de la segunda declinación del griego antiguo. La declinación en singular de estas palabras es irregular. A veces, estas palabras griegas son declinadas como si fueran palabras originales latinas. Por ejemplo, se puede usar el nominativo theatrum en lugar del original theatron.

Obtenido de «https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Declinación_del_latín&oldid=99145435»


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad